Apple, ejemplo del cuidado ambiental

Lo que antes solía ser un rumor, una advertencia sin consecuencias en el momento, ahora es un hecho. El cambio climático se siente, ya no se discute. Puede ser un evento problemático si no nos adaptamos rápidamente a estos cambios. Es por eso que Apple nos muestra nuevamente el ejemplo a seguir.



Es como dijo un periodista argentino una vez: “tenemos que estar dispuestos a hacer el cambio que no vamos a ver”. Para este momento, Apple ya utiliza energía natural del tipo solar, hidráulica y eólica en sus instalaciones alrededor del mundo. Aun así, buscan llegar más lejos en sus proyectos y esperan que para el 2020, puedan tener una cadena de producción al 100% con energía renovable.

La idea fundamental de la gran empresa de la manzana, es poder dejar de utilizar los recursos de la tierra, y tener la capacidad de reciclar los materiales de productos viejos. ¿Sabías que la caja de iPhone 7 fue hecha con papel, bambú, y residuos de caña de azúcar? Ya es un hecho que Apple esté poniendo manos a la obra con el tema del reciclaje.

energia

Limpiando la huella de carbono

Toda empresa que produce algún producto deja una “huella de carbono”, inclusive nosotros mismos. Esta huella es el resultado de nuestras actividades que impactan en el medio ambiente, y que se determinan y comparan con unidades de dióxido de carbono.

Cada año, Apple nos muestra un informe de cómo van disminuyendo su huella, y que además se preocupan de abarcar todo el espectro. ¿Qué significa esto? Que además se encargan de fomentar e invertir en sistemas de energía renovable con sus empresas adheridas.

En datos más precisos, Apple ha invertido en proyectos eólicos y solares en China con un resultado de 485 MW (mega watt). Ya para el 2020, informan que conseguirán 4 GW (giga watt) en todo el mundo, gracias a sus políticas de energía renovable.



Al momento de usar y recargar vuestros dispositivos, utilizáis energía que en su producción deja una gran huella de carbono. Esto preocupa a Apple, y en todo diseño de sus dispositivos se ve integrado el plan de que consumáis lo menos posible para evitar expandir la huella.

No es poco lo que hacen por el medio ambiente. Hay que tener en cuenta que cuando utilizáis iMessage o FaceTime, usáis los servidores de datos de Apple; los mismos que trabajan con 100% de energía renovable. De esta manera, cada año se evita toneladas de emisión de carbono, como, por ejemplo, en el 2016 evitaron 330.000 toneladas métricas de emisión comparadas con el 2015 que fueron de 187.000.

ambiente

El cambio que no vamos a ver si no lo fomentamos

No es tarde para tomar medidas que ayuden al mundo. Tenemos una responsabilidad con la sociedad y el planeta Tierra. Sabemos que es difícil cambiar nuestros hábitos y comenzar a ser más ecológicos. Aunque Apple nos muestre el ejemplo de que sí se puede, no significa que ellos conseguirán ‘salvar al mundo’, pero quizás, con su compromiso podrán inspirarnos para dar el paso siguiente.



Si ellos pueden, ¿por qué nosotros no?, ¿acaso es una cuestión de dinero?. En realidad, es una cuestión de hábitos y de conocimiento. Saber separar la basura se vuelve instintivo, y no abusar del uso de las energías os convierte en alguien más responsable. Sino lo hacéis por el medio ambiente, hacedlo por vosotros y el futuro de vuestros hijos.

Apple lo tiene claro, ¿y vosotros?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *