Macintosh, un eterno símbolo de Apple

Han sido ya 33 años desde la creación de la Macintosh; uno de los iconos y símbolos más populares de Apple. Fruto del esfuerzo, pasión, y trabajo de ‘mentes brillantes’ de su época, Macintosh no fue el primer ordenador ni mucho menos, pero sí representó un cambio en la historia; un antes y un después, en el sector de la informática.



La Macintosh nació como una alternativa más económica y doméstica al ordenador, Lisa. Fue así como luego, Mac terminó por convertirse en la línea general del desarrollo de ordenadores de Apple, una vez la línea evolutiva de Apple II desapareció.

Al principio, Macintosh no era perfecta, tenía varios fallos en diseño, pero la ingeniería detrás era llamativa y novedosa.  Contaba con un microprocesador de los Motorola MC68000, de la tecnología CISC. El 68000 aumentaba la velocidad de 5 a 8 MHz, también tenía una pantalla de 384 x 256 píxeles, 64KB de memoria ROM, puertos serie para impresora y modem, y 128 KiB de memoria RAM; de ahí que se le haya llamado, Macintosh 128K.

Macintosh 128K fue una de las mayores y mejores propuestas de su momento, contando con su pantalla de 9 pulgadas, ratón, y disquera tradicional de 400KB, creando un solo aparato que era fácil de transportar y manejar, rompiendo las tendencias del momento.

Con ello, Mac obligó a la competencia a reaccionar, haciendo que Microsoft lanzase Windows 1.0 y que los demás ordenadores presentaran ratón, e interfaz gráfica.

mac-128k

Su presentación fue en Octubre de 1983, pero no fue lanzada al mercado de forma comercial hasta 1984, gracias a uno de los mejores anuncios de todos los tiempos, en el que se presentó a la Macintosh en un anuncio televisivo de la Super Bowl, dirigido por Ridley Scott. Y sí, la palabra Macintosh viene del nombre de la manzana: McIntosh (roja y verde), que se recoge en Septiembre.

Como podéis ver, ya han pasado 3 décadas de familia Macintosh evolucionando hasta la fecha, puesto que ningún otro ordenador logró impactar en la forma en que Mac lo hizo. Hasta ahora, aún utilizamos ratones e interfaces basadas en iconos, o carpetas, en nuestros dispositivos.

Jef Raskin, el creador de las Macintosh

Las Mac no son solo de los productos que más destacan y representan a Apple, sino que también son parte de la historia de la tecnología y la informática. La idea se le atribuye a uno de los empleados de Apple; Jef Raskin, quien fue contratado en 1978.

Jef poseía grados en matemática y filosofía, pero era conocido por estar especializado en ciencias computacionales. Redactó su tesis sobre el GUI (Graphical User Interface), un tema con el que siguió trabajando incluso dentro de Apple. Con ello, pronto se le encargó a Jef el objetivo de crear la Macintosh original, o Macintosh 128K.

En el equipo inicial, se encontraban otras personas además de Raskin: Bill Atkinson, Andy Hertzfeld, y Burell Smith. Hay que saber que Atkinson fue alumno de Raskin en la Universidad de California en San Diego, y Hertzfeld desarrolló el sistema operativo original junto a Raskin, mientras que Burell diseñó la tarjeta madre de la Macintosh.



Para los que no lo sepáis, Jobs no estaba involucrado en el desarrollo de este proyecto y producto, puesto quel trabajaba en otros proyectos en paralelo. Fue hasta 1981, cuando Jobs se fijó e interesó en desarrollar la Mac, y se unió al equipo, cosa que no fue del gusto de muchos.

Básicamente, la Mac fue posible gracias a estas personas, pero la idea y creación es de Jef Raskin. La Macintosh recibió los últimos retoques por parte de Jobs, y fue el quien hizo posible su lanzamiento en 1984.

El-equipo-del-Macintosh

“El Sr. Macintosh”, una referencia en la ‘cultura pop’

Para todos aquellos cinéfilos y amantes del cine de los 90, ya sea que hayáis sido pequeños o más mayores, es posible que recuerden la película de “Cheque en blanco” (Blank Check, 1994).

En resumen, esta película de género comedia familiar, fue dirigida por Rupert Wainwright y protagonizada por Brian Bonsall. La historia trata de un niño que decide fugarse de su casa debido a problemas con sus padres, cuando, por accidente, el villano de la historia aplasta su bicicleta con el coche. Debido a la falta de tiempo, el señor le da un cheque en blanco y le dice que escriba lo que crea que cuesta pagar los daños. Es así como Preston, el niño, decide escribir un millón de dólares en el cheque, y tener todas las cosas que un niño se su edad podría desear.

No te pierdas ninguna noticia, Suscríbete!

Más allá de la trama de la película, lo importante es el cómo logra Preston salirse con la suya al principio, puesto que un niño no puede cobrar ni gastar ese dinero en persona. Siendo un niño brillante de la informática, y poseedor de una Apple Macintosh Performa 600, es como se crea una identidad falsa para comenzar a pagar cosas con dicho dinero. Su ordenador Mac nos muestra que es capaz de hablar. Sí, reproducir con voz las frases que Preston escribe en su teclado, y de ahí realizar llamadas por teléfono, o acceder a cuentas, gracias a la voz madura  y la inteligencia de un super ordenador.

El nombre falso que se da a sí mismo, como millonario, es el de El Sr. Macintosh.

Lo que resulta interesante, es la capacidad de este ordenador para hacer cosas, incluso los fraudes bien hechos que realiza el niño, junto a la sorpresa de ver y oír a un ordenador hablar. Al igual que me pasa a mí, y a muchos, gracias al nombre de “Sr. Macintosh”, fue la primera vez que supimos lo que era una Mac y, en consecuencia, la empresa de Apple. Y desde entonces, guardamos dicha referencia con mucho cariño.

Lo que no queda claro es, ¿a quién se le ocurrió la idea? El guionista que se inspiró en las capacidades de la Macintosh y redactó en base a ello, pidiendo derechos luego a Apple. O viceversa, Apple interesada en dar publicidad al ordenador y sugerir que fuese dicho ordenador el que aparece en la película.

blank check

iMac, un nuevo comienzo

Steve Jobs regresa a Apple en 1997, después de la compra de su empresa NeXT. Al convertirse en el nuevo CEO, decide retomar la esencia de la Macintosh.

En 1998, termina de desarrollar un ordenador all-in-one (todo en uno) con perfección: iMac, equipado con el sistema operativo MacOS 8; uno de los mejores sistemas de software en su momento. Incluso, se suele decir que fue iMac quien retomó y salvó a la empresa de Apple. Su diseño, color, pureza, simplicidad, modernidad, y su evolución tecnológica, fueron lo que hicieron destacar a este producto (y lo que Apple intenta hacer desde entonces).



Los iMac de colores fueron muy promovidos a nivel de publicidad a finales de los noventa y principios del 2000, con varias campañas de video marketing, así como con presencia en varias películas. Es tiempo después cuando aparece la línea minimalista de Mac junto a los portátiles, con los productos más actuales que conocemos; MacBook, MacBook Pro, MacBook Air, iMac Pro, etc. Todos ellos han evolucionado y cambiado nuestra experiencia de usuario junto a diversas facilidades, sistemas operativos, funcionalidades, y convirtiéndose en ordenadores productivos equipados con lo mejor en tecnología.

evolucion imac

Hoy en día, muchos tenemos una Mac en nuestra casa, u oficina, con la que trabajamos. Pero la primera Macintosh, siempre será aquel ordenador innovador pensado para uso doméstico, y con una finalidad: que todo el mundo pudiera tener la oportunidad de tener uno, no solo los informáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *